Todas las miradas en la llegada de la expedición del Chelsea a Madrid esta tarde han estado puestas, con permiso de José Mourinho, en Fernando Torres.