Leo Messi ha saludado con gran deportividad el hecho de que finalmente haya sido su eterno rival Cristiano Ronaldo quien se haya alzado con el Balón de Oro 2013 de la FIFA. Al término del acto. el rosarino ha atendido a los periodistas y ha sido muy claro. "Se lo ha merecido. Tanto él como Ribèry hicieron un gran año". Eso sí, 'La Pulga' está satisfecho por haber quedado entre los tres finalistas.