El entrenador del Atlético de Madrid, Diego Pablo Simeone, reconoció tras cerrar la fase de grupos de la Liga de Campeones con un triunfo (2-0) frente al Oporto, que “fuimos contundentes, sufrimos porque el Oporto jugó muy bien y entendimos que había que cerrarse para contener el ataque en oleadas del Oporto por la necesidad que tenían de ganar.