En 1953, Ed Hillary y el sherpa Tenzing Norgay coronaron por primera vez los 8.848 metros de la mítica montaña.