La confesión de Armstrong ha sacudido al mundo del deporte. Novak Djokovic ha pedido mano dura. En Australia. La noticia ha sorprendido al pelotón profesional. Stuart O'Grady también se siente etafado. Varios ciclistas españoles como Cancellara, Zubeldia o Millar ha habido gran sorpresa, pero creen que hay que mirar hacia adelante y que esto será bueno para su deporte.