Con emoción y tensión se ha vivido otro clásico. Los aficionados del Barça que han optado por verlo en un local han visto como la ventaja de 2-0 inicial se convertía en un 2-2 en la segunda parte. Hasta el último momento los culés han estado pendientes de si el Madrid era capaz de darle la vuelta a la eliminatoria.