El seleccionador nacional de fútbol, Vicente del Bosque, visitó esta mañana la cárcel de Alcalá Meco, en Madrid, a donde llegó con la Copa del Mundo lograda por la selección española en Sudáfrica y respondió a las preguntas de algunos de los 150 reclusos que le esperaban en el salón de actos del centro penitenciario. La primera pregunta, obligada por la actualidad informativa, sobre los posibles roces entre los jugadores del Real Madrid y el Barcelona tras el rally de clásicos.