"Criticar a mi país en un país extranjero me da vergüenza, pero me trago esa vergüenza", ha dicho el escritor.