El anuncio del metro londinense que pregunta '¿Está tu cuerpo preparado para la playa?' ha provocado una gran polémica entre el público femenino y masculino. Tanto ha sido la polémica que el mismo metro se ha convertido en un foro de reivindicación en defensa de las tallas grandes y cuerpos naturales. La última en sumarse a estas protestas ha sido la modelo de tallas grandes Ashley Graham. Pero las manifestaciones han ido más lejos y han llegado a Central Park y se han expandido por Twitter. El escándalo del anuncio y la respuesta de una ciudadanía harta de estereotipos ha dado la vuelta al mundo.