Pamplona acoge estos días a centenares de miles de turistas, nacionales y extranjeros, que ‘peregrinan’ hasta la ciudad navarra para celebrar sus fiestas grandes. Este año vemos mucho más color que el blanco y rojo que inunda las calles de la localidad. Atuendos estrafalarios para llamar la atención, para hacerse notar. No faltan los complementos, de todo tipo: gafas, gorros, collares. Todo sea por combinar la fiesta con la moda.