El León de Oro ya tiene dueño. Venecia se rinde a la 'Piedad' de Kim Ki-duk. La película del director surcoreano se alza con el máximo galardón en la 69 edición del Festival italiano. Una historia oscura y muy personal, con reencuentro madre-hijo como eje de la trama, que ha gozado del apoyo del Jurado, pero que ha levantado ampollas entre algunos críticos.