El tanga empezó a ponerse de moda en las playas de España hace ya años y este verano se impone el culotte porque es más cómodo, aunque hay quien defiende las ventajas del bikini más pequeño.