"Trabajar con Steven Spielberg intimida", afirma el actor británico.