Sophie y Jessica fueron testigos de un brutal asesinato cuando eran unas niñas. Jessica le prometió a su hermana que siempre la protegería, algo que se ha convertido en una obsesión. Ahora, Jessica, de 28 años, sufre paranoia y ve el peligro allá donde va, mientras que Sophie, de 26, quiere tener una vida normal en la que ha conseguido ser pianista y enamorarse. Cuando los asesinos salen de prisión después de 20 años, Jessica pretende enfrentarse a ellos, pero un accidente hará que la promesa que le hizo a su hermana se convierta en una auténtica pesadilla.