Juan y Benjamín, bien adentrados en la treintena, no parece que vayan a terminar aún sus estudios de Veterinaria ni a independizarse de sus padres. Una fatídica Nochebuena deciden que ha llegado el momento de darse algo de importancia y saquean el icónico Museo Nacional de Antropología de México.