El demócrata más poderoso de Washington, Lyndon Johnson, descubre que su nuevo puesto como vicepresidente de JKF lo vuelve prácticamente irrelevante y se cierne sobre él el fin de su ilustre carrera. Entonces una bala asesina lo catapulta al cargo más importante del país. Rodeado de enemigos y ante una nación dividida, Johnson tiene la oportunidad de resucitar su carrera política y debe luchar para afirmar su legítimo lugar como presidente de los Estados Unidos, un trabajo en el que parece destinado a fracasar.