Colette, una mujer inconformista criada en un entorno rural, se casa con Willy, un carismático y egocéntrico intelectual. Este introduce a Colette en la bohemia del París de principios del siglo XX y le pide que escriba novelas basadas en su experiencia, que serán publicadas bajo su nombre. Cuando la saga de novelas Claudine le catapulta al estrellato, Colette se enfrenta a Willy para reclamar los derechos de su obra y su propia libertad personal.