Francesc, un niño solitario de trece años, descubre en la escuela el libro El mito de Sísifo, del filósofo Albert Camus, por el que queda fascinado. A partir de este momento decide convertirse en existencialista, se sube el cuello de la chaqueta y se hace llamar Jean-François. Su nuevo objetivo es ir a París a encontrar a Camus. Lluna, una adolescente que vive el presente, le acompaña en su aventura con una única condición: parar por el camino para reencontrarse con el chico francés con el que tuvo una historia el verano pasado. Juntos emprenden un viaje para, con Camus o sin él, descubrir cuál es el sentido de la vida.