Oum Yazan es madre de tres hijos. La familia resiste escondida en su piso en una ciudad de Siria. Con coraje, se organizan cada día para continuar viviendo a pesar de las penurias y el peligro, y, por solidaridad, acogen a Halima y Karim, una pareja de vecinos, y a su recién nacido. Dudando de si huir o quedarse, afrontan el día a día con esperanza. Una mañana, Karim sale de casa y suena un disparo.