Mardin, Turqua, ao 1915. La polica arresta a todos los hombres armenios de la ciudad. Entre ellos est el joven herrero Nazaret Manoogian, al que separan de su familia. Aos despus de haber sobrevivido a los horrores del genocidio, se entera por casualidad de que sus dos hijas siguen vivas. Entonces se obsesiona con la idea de encontrarlas y empieza a seguirles la pista. Su bsqueda le va a llevar desde el desierto de Mesopotamia, pasando por La Habana, hasta las desiertas praderas de Dakota del Norte. Durante su odisea conoce a gente muy diferente, a personas de buen corazn, autnticos ngeles, y a otras que son el diablo en persona.