Peter Devereaux, exagente de la CIA extremadamente peligroso y altamente entrenado, es persuadido para salir de su tranquilo retiro para realizar una misión muy personal: debe proteger a una testigo muy valiosa, Alice Fournier, que podría revelar la verdad detrás de un antiguo caso de conspiración. Pronto descubre que esta misión le convierte en el objetivo de su antiguo amigo y protegido en la CIA, David Mason. Con crecientes sospechas de la presencia de un infiltrado en la agencia, no hay nadie en quien Devereaux pueda confiar.