Nick cree que ha encontrado el paraíso cuando se reúne con su hermano en un pequeño pueblo de Colombia. Una laguna de aguas azul turquesa, una playa de arenas color marfil y olas perfectas. Todo parece un sueño hecho realidad para este joven surfero canadiense. Allí conoce a María, una impresionante chica colombiana. Ambos se enamoran perdidamente y todo parece marchar muy bien. Hasta que María decide presentar a Nick a su tío: Pablo Escobar.