Pasca vive en el madrileño barrio de Vallecas. Pasa los días cuidando de su hermano pequeño, trabajando en un gimnasio e intentando ayudar a su mejor amigo, Fonsi, un exboxeador que está pasando una mala racha. Pasca es un superviviente nato y, a pesar de no tener esperanza, intenta superar cada día con sarcasmo. Su vida cambia cuando aparece Adela, una joven profesora que acaba de llegar al barrio y le hace ver las cosas con otra perspectiva.