Drama y realidad se combinan en 24 horas ficticias en la vida del músico e icono cultural internacional, Nick Cave. Con ideas sorprendentemente francas y un íntimo retrato del proceso artístico, la cinta examina lo que hace ser a una persona lo que es y celebra el poder transformador del espíritu creativo.