Walter Black (Gibson) es un hombre completamente deprimido que siente como su vida se desmorona poco a poco si que su familia, mujer e hijos, puedan hacer nada por evitarlo. Extrañamente, Walter comenzará a sentirse mejor gracias a una marioneta con forma de castor que ha encontrado entre la basura.