Angèle acaba de salir de la cárcel y decide dar un giro en su vida y recuperar a su hijo que vive con los abuelos paternos. Tony es un pescador que vive con su madre pero anhela dar rienda a su deseo contenido de disfrutar y vivir. Las vidas de ambos se cruzan gracias a un anuncio, aunque su primera cita no sale como esperaban.