Aficionados a vivir? porque la vida no es para profesionales: un particular bibliotecario, una ejecutiva de éxito, un profesor de primaria, una madre soltera, un cocinero italiano que no sabe freír un huevo, una especialista informática? se reúnen semanalmente para cultivar su afición favorita y, de paso, suplir sus carencias afectivas.