Nino va a cruzar un vasto descampado a las afueras de Tbilisi. La joven georgiana intenta tirar de su vida hacia delante, pero no va a ser nada fácil. Mientras, en las lejanas montañas del Cáucaso, el solitario Beqa recibe la visita de su sobrino Tazo, refugiado de los bombardeos rusos. Cuando todavía perduran los ecos de la guerra, sus dos vidas serán atravesadas por este agridulce relato de silencios y pitillos