Reunión de estrellas ayer en Beverly Hills porque los más de 165 nominados a los Oscar de este año posaron para la tradicional foto. La que les reúne después de la comida oficial que se celebra cada año. Encuentro en el que estuvieron, más presentes que nunca, la diversidad y la libertad de expresión.