Bayona y Weaver, los más aclamados.