Canarias montó el pasado fin de semana la primera carpa para atender a niños y jóvenes migrantes en los muelles debido a la falta de infraestructuras estables y adecuadas para acoger a más menores en las Islas. La instalación se ha llevado a cabo en Puerto Naos, en Arrecife (Lanzarote) y se trata de un recurso preventivo y con carácter de urgencia de cara a la posible llegada de más menores a las Islas en las próximas semanas. La Autoridad Portuaria de Las Palmas cedió suelo en la explanada de Puerto Naos, perteneciente al Puerto de Arrecife, tras la petición del Gobierno de Canarias a Puertos del Estado para colocar la carpa junto al contenedor en el que Cruz Roja atiende habitualmente a quienes arriban en barquilla a Lanzarote. La fiscal de Extranjería de Canarias, Teseida García, acepta que ante una situación de colapso, se les brinde una atención puntual en casetas, pero subrayó que iría contra la ley alojarlos en este tipo de instalaciones de forma permanente.