Los herreños tienen su particular forma de homenajear a todo el personal sanitario que estos días se están dejando la piel para ayudar a los pacientes afectados por el Covid-19. Ellos lo hacen sin aplausos desde los balcones pero con pitos, chacaras y tambores. Un grupo de personas de San Andrés, en el municipio de Valverde, decidieron utilizar sus instrumentos musicales para dar su apoyo a estos profesionales.