Dos jóvenes tinerfeños cantan folías y terminan haciendo un popurrí de temas que instrumentan con una guitarra y un timple. El arte canario, en lo más alto; y es que el vídeo fue grabado en el Parque Nacional del Teide, a unos 2.000 metros sobre el nivel del mar.