En el comienzo de la cuarentena, un hombre salió a la calle a tirar la basura disfrazado de Tiranosaurio Rex y una patrulla le interceptó y le multó tras saltarse el aislamiento. El vídeo se volvió viral. Ahora, en la tercera semana de confinamiento la escena ha vuelto a ocurrir, pero esta vez en Canarias, concretamente en Tenerife. El hombre salió a la calle a tirar la basura y no dudó en rescatar el atuendo de dinosaurio de su armario y revivir las carnestolendas en pleno estado de alarma decretado por el Gobierno para combatir la pandemia del coronavirus Covid-19. Ante su sorpresa, se topó con un coche de la Policía Canaria, aunque sin ningún agente en su interior.