07 de agosto de 2019
07.08.2019

Amazon permitirá rechazar que se analicen las grabaciones de Alexa

El asistente virtual graba las interacciones del usuario y analiza y transcribe los comandos de voz

07.08.2019 | 16:36
Un altavoz inteligente de Amazon.

Amazon ha ofrecido la opción a los usuarios de no participar en el programa de control de calidad del asistente virtual Alexa, que graba las interacciones del usuario y luego analiza y transcribe los comandos de voz a través de un equipo humano.

Amazon, Google y Apple se han visto envueltos en una polémica de privacidad relacionada con la grabación y análisis de sus usuarios con el fin de mejorar los servicios prestados en sus asistentes virtuales. Estos controles, efectuados por personas manualmente, se realizaban a una fracción muy pequeña de la población pero algunos empleados declararon habían escuchado conversaciones privadas de los clientes y las tres empresas han presentado iniciativas para mejorar la protección de datos.

Tras la polémica, Amazon ha realizado un cambio en la política de privacidad de su asistente Alexa, según informa Bloomberg y se recoge en la app del asistente. Los usuarios tendrán la opción de excluirse del control de calidad y retirar sus grabaciones de la muestra que analizaba el personal de Amazon, en el menú de ajustes de la aplicación del móvil de Alexa.

Amazon incluirá una renuncia de responsabilidad en la sección de 'Privacidad de Alexa' de la configuración y luego en el apartado de 'Administrar cómo tus datos mejoran Alexa'. La compañía detalla que la función, que puede desactivarse, "permite que Amazon utilice los mensajes que envías con Alexa para mejorar la precisión de la transcripción".

Con el cambio en sus políticas, Amazon explica que las grabaciones de voz "pueden usarse para desarrollar nuevas funciones y revisarse manualmente para ayudar a mejorar nuestros servicios". "Solo una fracción extremadamente pequeña de las grabaciones de voz se revisa manualmente", matiza la compañía.

Al desactivar esta función, Amazon avisa a sus usuarios de que "es posible que el reconocimiento de voz y funcionalidades nuevas no te funcionen bien".

Apple y Google también toman medidas


Apple anunció el pasado jueves que había decidido suspender el proceso de calificación de Siri a nivel global y que darán la opción de escoger si querían participar en el proceso de calificación o no en una actualización futura. Saltó la polémica del incumplimiento con la política de privacidad de Apple con la publicación de The Guardian que informaba que un empleado había tenido acceso a conversaciones que incluían información privada y sensible del usuario fue el causante de este cambio de política.

Google también ha confirmado que suspende la transcripción de audios dentro de la Unión Europea durante tres meses desde el día 1 de agosto. Esta decisión se ha tomado ante el proceso administrativo iniciado por el comisario de Protección de Datos y Libertad de Información de Hamburgo (Alemania) para prohibir las evaluaciones del Asistente y los altavoces Home de Google. Este proceso ha sido cuestionado por el incumplimiento del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) de la Unión Europea.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook