Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Juan Avellaneda: "Las temporadas ya no existen"

"Hay novedosos juegos de volumen en los vestidos, pero considero que una marca ha de ser fiel a lo que es", explica en relación a su nueva colección, 'Sunset mirage'

Juan Avellaneda.

En apenas seis años -dos de ellos con el hándicap de la pandemia-, Juan Avellaneda (Barcelona, 1982) se ha convertido en todo un icono de moda, estilista de celebridades y personaje mediático tras la publicación de su libro ‘Poténciate’ (Grijalbo) y su paso por diferentes espacios televisivos como ‘Cámbiame’ (Telecinco) y ‘Masterchef Celebrity 4' (TVE1).

Este jueves, el ‘dandi de la moda’, gran amigo de Tamara Falcó y de la supermodelo Nieves Álvarez, será el encargado, con su firma homónima Avellaneda, de poner la guinda a la pasarela 080 con ‘Sunset mirage’ (‘Espejismo al atardecer’), su nueva colección, inspirada en “la magia del atardecer” con piezas “delicadas, sofisticadas y atemporales”.

¿Cómo describe su nueva propuesta, ‘Sunset mirage’?

Hay una gran parte de sastrería tanto para él como para ella, con una gama cromática que ensalza el atardecer, la antesala de cualquier fiesta o evento. Un momento maravilloso, muy íntimo, cuando se acaba el día y la luz es fantástica, con unas tonalidades que aportan magia. La luz de Barcelona se pinta de estos colores que se mezclan entre sí.

¿Qué aires respira la colección?

Sofisticación, mezclas de color, romanticismo… Todo lo que hago no resulta nada agresivo. Sí que es verdad que la modelo puede tener una imagen más fuerte, pero las piezas son delicadas a la vez que sofisticadas.

¿Qué protagonismo recae en su prenda fetiche, el esmoquin?

Desde la mitad del desfile y hasta el final son todo reinterpretaciones del esmoquin. Muchas piezas se transforman en diversidad de prendas. Por ejemplo, el fajín se convierte en un ‘top’.

¿Qué novedades ha incorporado?

Hay novedosos juegos de volumen en los vestidos, pero considero que una marca ha de ser fiel a lo que es. Por ejemplo, sí yo ahora me pongo a hacer ropa deportiva no tiene ningún sentido, no es mi ADN. Chanel lleva 50.000 años haciendo lo mismo. Es importante reinterpretar los códigos de identidad. Por eso tengo una cierta obsesión en recrear prendas que se han podido ver en otros desfiles. Tenemos que transmitir al cliente que la temporada no existe, es decir, que hay piezas que pueden convivir llevadas de otra forma y complementadas con otra camisa u otro abrigo… Se habla mucho de sostenibilidad y creo que en este sentido la sostenibilidad pasa por la recreación de la misma prenda. A veces parece que el diseñador tiene que lanzar el 100% de propuestas nuevas, pero yo defiendo que se deben recrear prendas de otros desfiles presentadas de distinta forma.

¿Su estética se aleja de las tendencias?

Las tendencias no me cuadran. Son algo muy puntual, efímero… Siempre he sido fiel a mis códigos e intento jugar con lo masculino y lo femenino. Numerosas piezas no tienen género y en la pasarela hay momentos en que chico y chica visten igual.

Siempre se ha mostrado a favor de los desfiles en formato digital. ¿Cree que existe alguna fórmula más sostenible para la pasarela?

Jajaja, ojalá tuviera la fórmula perfecta. El desfile tiene una parte de magia que el formato digital no alcanza, pero me inclino más por lo digital porque puedes plasmar mejor tu universo, luce mucho más y me puedo diferenciar del resto de diseñadores. En el desfile solamente enseñas las prendas. Creo que la fórmula más acertada consiste en combinar ambas cosas, una edición con desfiles, y la siguiente, con ‘fashion films’. Y así no aburres, porque si ves cuatro desfiles seguidos a lo mejor acabas harto.

Le molesta que le llamen el ‘dandi de la moda’?

No me molesta en absoluto. Recuerdo que una vez hasta me llamaron el dandi teatral (risas). Lo que más me gusta es que se reconozca nuestro estilo. Cuando empecé en 2016, tenía muy claro que quería hacer, pero me costaba mucho definir mi diseño. Ahora hemos conseguido que se reconozca nuestra identidad.

Si tuviera que definir su trabajo en cuatro palabras, ¿cuáles elegiría?

Atemporal, sofisticación, diversión y contemporáneo.

¿Cómo se encuentra su amiga Tamara Falcó tras la ruptura con su novio?

Sabía que me lo ibas a preguntar (risas). Está én ‘shock’, pero se encuentra muy tranquila. Se está tomando un tiempo para ella y ahora está centradá en lo que la hace feliz.

Compartir el artículo

stats