Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Animales

"Un perro puede morir en menos de 10 minutos encerrado en un coche"

Las elevadas temperaturas pueden acarrear consecuencias graves para las mascotas, que no sudan y tenerlos dentro de un automóvil, aunque sea un momento, puede acabar en tragedia

Las mascotas también padecen en verano golpes de calor. Toni Escobar

Las mascotas, como las personas, padecen en verano golpes de calor. Hay que prestar atención y no pasar por alto ninguno de los síntomas que puedan indicar que están a punto de sufrir un colapso. La desorientación o el jadeo excesivo, sobre todo en los perros, son algunos de estos signos. Además, los animales pueden llegar a morir si les dejamos atados al sol o encerrados en un coche, aunque sea por poco tiempo.

Casi a principios de agosto y con un calor que abrasa, los cuidados de la piel o la hidratación son muy importantes, no solo en las personas, sino también en los animales, que pueden llegar a sufrir graves consecuencias a causa de las elevadas temperaturas.

Los veterinarios advierten de que los cuidados de las mascotas deben incrementarse en verano. Santiago Yepes, profesional en la clínica Eivivet, ha visto varios casos de golpes de calor en animales y aconseja cómo evitarlos. "Las mascotas no deben estar expuestas al sol cuando haga más calor, hay que evitar que el agua esté en una zona donde la temperatura sea elevada, es bueno mojar a los perros antes de salir a pasear y no hay que sacarlos durante mucho rato al mediodía, solo hacer un pipí y volver", comenta.

Yepes destaca que muchos animales no sudan y el riesgo de sufrir un golpe de calor es mayor. El inicio del colapso por elevadas temperaturas se puede detectar cuando un animal llega a los 39 grados, pero también si jadea de un modo excesivo, si la mascota se marea o no encuentra la postura para descansar.

Enfriar el cuerpo

Santiago Yepes indica que ante un golpe de calor, hay que enfriar el cuerpo del animal con agua templada en la zona de la barriga y en las almohadillas de las patas. Si la temperatura persiste en los siguientes 15 minutos hay que acudir inmediatamente al veterinario.

Alicia de Amador, de la Fundación de Perros Abandonados en Ibiza, que ayuda en sa Coma advierte de la importancia de cambiar la hora del paseo. "Se deben hacer a primera hora de la mañana y a última hora del día, pues el asfalto puede llegar a ser abrasador. Lo recomendable es que si los tenemos que sacar al mediodía sea solo un momento: que hagan sus necesidades y ya está", aconseja.

Antes de un paseo, Alba de Amador aconseja mojar al animal. "Cuando nosotros sacamos en la protectora a los perros, antes los bañamos en una piscina, que hemos podido conseguir gracias a las donaciones y actos benéficos como el que haremos el 14 de agosto, para que los animales no sufran tanto", asegura. Además, considera que muchas veces los perros disfrutan más en la sombra, sentados, que dando un paseo largo.

El peligro del coche

En línea con Yepes, recalca la importancia de no dejar a los perros encerrados en el coche. "En menos de 10 minutos, un perro puede llegar a morir por un golpe de calor. No hay que dejarlo ni dos minutos", añade. Marina Costa, veterinaria de Santa Gertrudis, también ha visto muchos casos en los que los dueños dejan a su mascota encerrada mientras hacen sus compras.

Además, indica que tampoco debemos dejarlos en el vehículo cuando vamos al supermercado. Ante un perro encerrado en un automóvil, Costa recomienda "romper el cristal de la ventanilla y llamar a la Policía" para encontrar al dueño y "refrescar al animal lo antes posible".

Cuidado con el calor 

Algunos animales sufren más que otros

Los que padecen problemas del corazón o los braquicéfalos son más propensos a sufrir con el calor,


Agua fresca

Para poder pasar un poco mejor el calor

Hay que evitar que el cuenco de agua esté colocado en una zona de elevada temperatura.


Siempre protegidos

Nunca dejarlos encerrados en el coche ni atados al sol

Estos dos factores pueden llegar a ser muy perjudiciales para el animal y provocar su muerte en menos de lo que esperamos por sufrir un golpe de calor.

Aunque una de las creencias más comunes es que rapándole el pelo el animal pasará menos calor, no es del todo cierto. "El pelaje de los perros y gatos ya les protege, lo importante es que le quitemos volumen cuando vamos a la peluquería", indica Costa.

Fernando Ribas, veterinario de Sant Jordi, aconseja cómo cuidar del pelaje de las mascotas. "Si hay demasiado volumen debemos vaciarlo, pero esto lo debe hacerlo un peluquero", indica. "Como mucho hay que raparlo hasta el número uno y, sobre todo, no hay que dejar expuesto al animal al sol" si es sensible. "Si lo dejamos con el sobrante de pelo muerto, es como salir a correr con un jersey ahora", añade el veterinario.

Cuidado con la playa

"Recibimos en la clínica animales con un golpe de calor dos o tres veces a la semana, sobre todo a última hora de la tarde. Esto se debe en muchos casos a que la gente lleva a la playa al perro y llega un momento en que el animal se descompensa", afirma Ribas.

Una mascota, ya sea un perro, un gato o un conejo, también sufre de problemas en la piel. Ribas señala que la luz y la humedad, entre otros factores, pueden llegar a agravar las alergias que un animal sufre o una dermatitis. Además, los animales que padecen de problemas de corazón son más propensos a sufrir consecuencias graves por el calor.

"Lo mejor es que en las horas que haga mucho sol estos animales no estén en el exterior", aconseja. Marina Costa, por su parte, añade que los braquicéfalos, aquellos perros que tienen achatada la nariz, son muy sensibles al calor.

"Si dejamos al animal con tanto pelo muerto en verano, es como si nosotros saliéramos a correr con jersey"

decoration

Uno de los aspectos que los dueños deben tener en cuenta en verano es la protección de la mascota contra insectos: pulgas, garrapatas y mosquitos. Los últimos pueden ser los más peligrosos, pues, tal y como asegura Javier Serra, "pueden provocar leishmaniosis, una enfermedad provocada por su picadura", mayoritariamente entre los meses de abril a setiembre.

Marina Costa aconseja que los dueños pongan pipetas o que les coloquen un collar antiparásitos. En cuanto a los pájaros, Javier Serra considera que es mejor pulverizar un espray sobre el plumaje, ya que son animales delicados y las pipetas no son en estos casos la mejor opción.

Compartir el artículo

stats