Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Redes sociales

'Kida', la 'dogfluencer' que enseña Asturias

La perra golden de casi tres años, con cuenta de Instagram y cientos de seguidores, ha sido elegida portada de la sección regional de la revista 'TravelGuau'

La perra 'Kida', en un playa de Asturias.

Kidagakash Nedakh, más conocida como 'Kida', es un personaje de la película 'Atlantis'. De ahí viene el nombre de la 'Kida' asturiana, una “princesa” tan inquieta como la primera pero, a diferencia de la de Disney, real y de cuatro patas: es una perra de la raza golden retriever que reina en Instagram, donde acumula casi 10.000 seguidores. Su familia humana le abrió la cuenta cuando era apenas una cachorra (en junio cumplirá tres años) con el objetivo de archivar las fotos que le iban haciendo. Pronto llegaron los 'likes', los comentarios y los cientos de amigos virtuales que, con el tiempo, algunos, son también reales: “El año pasado hicimos una quedada y se juntaron catorce o quince golden”, explica Belén Bada, la dueña. 'Kida' además, ha sido elegida como imagen de Asturias por la revista especializada 'TravelGuau'. Posa 'Kida' para la ocasión en el playón de Bayas, una de las seis playas 'perrunas' del Asturias. La avilesina también ha sido una de las imágenes de la campaña 'GUAUrdianes del paraíso'.

Nos gusta mucho promocionar la 'tierrina': con 'Kida' hacemos muchas rutas y excursiones, nos saca ella de paseo, y normalmente ponemos a dónde hemos ido, qué sitios hay para perros... Y la gente se interesa mucho porque no siempre sabes dónde ir con una mascota”, explica Bada, que no deja nunca sola a su golden. “Si vamos a comer buscamos un sitio donde pueda estar ella, si vamos de vacaciones, más de lo mismo”, señala. 'Kida' es una más de la familia.

La perra' Kida', con un ejemplar de La Nueva España.

“Si fuera humana sería esa persona que alegra el grupo. Es muy simpática y si con las fotos que ponemos en Instagram logramos sacar una sonrisa, bienvenida sea”, recalca Bada, que asegura que en redes prefiere no utilizar filtros para suavizar el comportamiento de su perro, el de una cachorrina con sus trastadas y comportamiento inquieto. Sin ir más lejos su presentación en Instagram es la siguiente: “Adoro la playa, comida, destruir chanclas...”. Para las fotos, a su vez, deja a “Kida” ser perro: “Es difícil hacerle fotos porque no hacemos posados: es un aquí te pillo, aquí te retrato”, apunta.

La 'dogfluencer' convive, además de con humanos, con dos 'hermanos' gatos. En la casa de Belén Bada siempre ha habido animales, al menos desde que se independizó. “A mí siempre me gustaron los perros, pero en casa no me dejaban tenerlos y siempre decía: cuando tenga mi casa voy a tener de todo... ¡casi un zoológico!”, confiesa. Agrega: “Meses antes de casarme adopté un perro, un cruce de schnauzer gigante. Luego tuvimos un yorkshire y, cuando murió, cogimos a Kida”. Bada, de 56 años, cuenta con la complicidad de su hija Miranda, de 23, en el cuidado de la mascota y en el cultivo de la cuenta de Instagram, a donde suben fotos dos o tres veces a la semana.

'Kida', en una ruta.

De 'Kida' poco más que decir: “Es un tesoro”. Un tesoro inquieto y juguetón que baña de mimos a la “abuela” de la familia, la madre de Belén Bada, dependiente. “Cuando está con ella la cuida mucho, para ella es una terapia”, concluye la 'mamá' de 'Kida', que seguirá subiendo fotos de su mascota a Instagram no en busca de fama sino para enseñar Asturias y cosechar sonrisas entre los amantes de los animales. Ese es el secreto de la 'dogfluencer' avilesina.

Compartir el artículo

stats