A punto de cumplirse un año de su separación, Omar Sánchez y Anabel Pantoja han pasado página y ambos están de nuevo enamorados. Fue en abril cuando la sobrina de Isabel Pantoja dio rienda suelta a sus sentimientos por Yulen Pereira durante su paso por 'Supervivientes', y casi 8 meses después la pareja está más feliz que nunca y, demostrando que lo suyo va muy en serio y ya comparten casa en la capital.

El surfero, por su parte, vivió un breve affaire con Raquel Lozano que acabó de la peor manera posible, pero gracias a 'Pesadilla en el paraíso' ha encontrado el amor cuando menos se lo esperaba en Marina Ruiz, con la que consolida a pasos agigantados lo que parecía que sería un escarceo en el reality, y de la que apenas se separa desde que fue expulsado de la granja.

Sin embargo, no es todo de color de rosas y Anabel ha roto la 'amistad' que tenía con Omar desde su separación a raíz de las declaraciones que hizo el canario tras viajar a Sevilla para dar el pésame a su exmujer por la muerte de su padre, Bernardo Pantoja. A la influencer no le ha sentado nada bien que hable de su vida y estaría muy molesta con él.

Además, no son pocos los que creen que Omar está obsesionado con Yulen Pereira y, además de teñirse el pelo de rubio como el actual novio de Anabel, también imita su manera de vestir, luciendo looks casi idénticos a los del esgrimista poco después de que los comparta él en sus redes sociales.

De hecho, Belén Esteban ha confesado que le parece lo más ridículo que ha visto en su vida; unas críticas a las que Omar ha respondido con una sonrisa, dejando claro que "para nada" está copiando al actual novio de su ex: ¿La ropa? Nos vestimos igual, somos chicos. Y los pelos también son los mismos" ha asegurado, negando así que imite a Yulen. "Belén sabrá, no sé. Su opinión es respetable" ha añadido con indiferencia.

Acostumbrándose poco a poco a la vida en Madrid - "hace un poquito de frío. En Canarias se está mejor" confiesa - el surfero ya comparte casa en la capital con Marina, con la que le hemos pillado disfrutando de una comida romántica. "Estoy muy feliz con ella, pero poquito a poquito" asegura cuando le preguntamos si le gustaría casarse con la cordobesa.