50%DTO ANUAL BLACK FRIDAY eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Adiós a las alpargatas

El mensaje con tacones de Letizia en su vuelta al trabajo

Aunque se ha publicado que padece metatarsalgia crónica, la Reina reaparece en Lleida en un acto para apoyar a la AECC subida en unos salones de más de 10 centímetros

La reina Letizia asiste a la conferencia ’Tour del cáncer’ organizada por la Asociación Española Contra el Cáncer, de la que es presidenta de honor, este martes en Lleida. / EFE

La reina Letizia, presidenta de Honor de la Asociación Española contra el Cáncer (AECC), ha asistido este martes a una conferencia del Tour del Cáncer, en la sede del CaixaForum de Lleida. Con este acto en Catalunya ha retomado su agenda tras un mes de vacaciones, que como es habitual, se han desarrollado primero en Mallorca y luego en otro destino que no trasciende y que para la Reina son las auténticas "vacaciones privadas".

En su vuelta al trabajo ha vuelto a lucir tacones de más de 10 centímetros, de los que hace tiempo no se ponía, supuestamente, como se publicó en un reportaje 'El País', por sufrir "continuos dolores en un pie por una metatarsalgia crónica que padece, resultado del uso excesivo de zapatos de tacón, que aborrece". Esa sería, al parecer, la explicación de que este año haya recurrido a los mocasines en muchos de sus 'looks' de trabajo y en viajes oficiales, además de las famosas alpargatas que suele llevar en verano.

Este agosto hemos visto a Letizia muy relajada, en familia, paseando con Felipe VI, Leonor y Sofía, por la Cartuja de Valldemossa, el escenario elegido por los Reyes para el posado veraniego, y con alpargatas planas o con cuñas algo más altas, como en la visita junto a sus hijas y la reina emérita Sofía al mercadillo del paseo marítimo de Mallorca (en el que, por cierto, Letizia impactó con un vestido mini con el que lució sus piernas torneadas y de un bronceado intenso).

Lenguaje no verbal

Las citadas molestias en el pie deben haber remitido durante el verano, a juzgar por el mensaje no verbal lanzado por la Reina en su vuelta al trabajo, para la cual ha elegido estilismo rematado con taconazos.

Esta vez han sido unos salones de color rosa, a juego con las flores del estampado de su vestido vaporoso en color rojo, escote de pico cruzado, cinturón en el mismo tejido y abrochado con lazada.

Este diseño cumple con dos de las características de los conjuntos que suele lucir últimamente Letizia, ahora que se acerca a los 50 años [su cumpleaños es la próxima semana, el 15 de septiembre]: el largo midi y la manga francesa o tres cuartos.

Se trata de una pieza de Adolfo Domínguez que estrenó en 2018, durante un almuerzo con el presidente del Gobierno que se celebró en Palma de Mallorca.

El pelo, algo más corto, suelto con raya al medio y las puntas hacia fuera, un maquillaje muy natural, pequeños aros blancos y, cómo no, el anillo de Karen Hallam de plata y bañado en oro que no se quita desde que se lo regalaran sus hijas.

Concentración antimonárquica

En las inmediaciones del centro cultural de Lleida adonde ha acudido Letizia este martes, se han producido dos pequeñas manifestaciones, separadas por vallas y por efectivos antidisturbios, una a favor de la monarquía y otra independentista de protesta, que han reunido a varias decenas de personas. En la concentración independentista se han coreado eslóganes contra la monarquía y se reclamado también la libertad del rapero leridano Pablo Hasel.

Letizia ha sido recibida por la delegada del Gobierno en Catalunya, Maria Eugènia Gay; el subdelegado del Gobierno en Lleida, José Crespín, y la secretaria de Estado de Sanidad, Silvia Calzón. En la recepción institucional a la reina, ha destacado la ausencia del alcalde de Lleida, Miquel Pueyo, y del delegado del Govern de la Generalitat en Lleida, Bernat Solé.

La conferencia de este acto organizado por la AECC ha sido impartida por el doctor Carlos López-Otín, quien recorre diversos puntos de España para aumentar la visibilidad y el conocimiento de la lucha contra el cáncer y ha aprovechado la ocasión para presentar su libro 'Egoístas, inmortales y viajeras' y recordar que hace muchos años ya asistió a una de sus clases como alumna externa la reina Letizia.

Letizia ha aprovechado la ocasión para preguntar al doctor sobre la resistencia que opone la medicina "ortodoxa y tradicional" a la integrativa, a lo que López-Otín ha respondido que lo importante es estudiar más y aceptar que este tipo de medicina "es el futuro".

Vista a La Palma

El próximo viernes la Reina proseguirá con su agenda, pues abrirá el curso escolar en centros afectados por la lava en La Palma: Los Campitos, Todoque y María Milagros Acosta. Una visita que supone de nuevo el apoyo de la Casa Real a la isla, afectada por la erupción volcánica. De hecho, los Reyes ya presidieron allí el pasado mes de marzo un acto homenaje a los ciudadanos y a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, además de Protección Civil, bomberos, Cruz Roja, científicos y voluntarios que colaboraron en la ayuda a los damnificados.

Compartir el artículo

stats