Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Famosos

Shakira contra Piqué: estos son los abogados que pelearán 'la separación del año'

La ruptura sentimental más sonada del momento ha recaído en dos de los letrados matrimonialistas con más solera en Barcelona

Shakira, Gerard Piqué y sus abogados.

Primero fue el bombazo (y su onda expansiva de cuchicheos, fotos exclusivas y novias sorpresa), luego vino el trasiego de maletas y ahora toca el papeleo. Como toda ruptura, la de Shakira y Gerard Piqué está siguiendo los pasos que conocen bien quienes han puesto fin a una relación de pareja con intereses económicos e hijos de por medio y ahora se enfrentan al árido trago de los bufetes y las cláusulas de separación.

Y si su vida juntos fue de alto copete, su remate final no será de menor nivel. Tanto ella como él han elegido a dos de los expertos matrimonialistas más prestigiosos de Barcelona para que les representen. Es a estos togados a quienes les toca pelearse ahora por esos detalles que el diablo suele cargar de rencores y cuentas pendientes.

Pilar Mañé, una "toga de oro" para Shakira

La reserva y la huida del foco mediático son dos pilares de la abogada Pilar Mañé, que representa los intereses de la cantante Shakira en su separación con Gerard Piqué. En el sector del derecho de familia está considerada una primera espada o –como se define a los ilustres juristas– una toga de oro. Lleva años ejerciendo de abogada y por su despacho han pasado decenas de personas que recurren a ella para divorciarse. Famosos y no tan famosos. El listado de clientes, como es normal, es uno de sus secretos mejor guardados.

Extremadamente cautelosa y con más de 40 años de carrera a sus espaldas, no es fácil rastrear su trayectoria más allá de su biografía oficial. Entre los abogados del sector consultados –como suele suceder–, las simpatías y antipatías basculan dependiendo de los interlocutores y de si les ha ganado o no un caso o han librado una ardua batalla judicial. Lo que nadie niega es que su despacho es uno de los más importantes de Barcelona y que compite con el de su oponente en el caso Shakira-Piqué, Ramón Tamborero.

En su página web, se señala que Mañé es licenciada en Derecho por la Universitat de Barcelona, vicepresidenta de Alter Mutua de los Abogados de Cataluña y miembro de las asociaciones catalana y española de Abogados de Familia. Además, se detalla, está al frente de su propio bufete, en el que, según las fuentes consultadas, también trabaja uno de sus hijos, Diego Muñoz. En este aspecto guarda semejanza con Tamborero y su hija Paola. "Son dos estructuras de despacho muy parecidas", explica a este diario una reconocida letrada.

En octubre de 2020, participó en una campaña de la abogacía catalana, en colaboración con la Generalitat, para potenciar la mediación y evitar el colapso judicial. En la publicación Togas.biz, Mañé también escribió un artículo sobre los "matrimonios de conveniencia". Apenas nada más se sabe de esta jurista que por su profesión y por su ética profesional poco quiere saber de la prensa.

Eso sí, en una entrevista en la web Comunicación Empresarial defendió que "España es uno de los países en donde es más barato litigar" y que "el derecho de familia es complicado, casuístico y plural, porque abarca toda clase de especialidades –penal, mercantil, laboral, civil, fiscal– y el especialista debe formarse continuamente para poder aconsejar adecuadamente". "El abogado tiene derecho a cobrar por su conocimientos y por su tiempo y evitar un pleito a un cliente, la connotación positiva que ello conlleva no tiene precio", vindicó, seguramente en alusión a sus tarifas.

Ahora deberá verse las caras con Tamborero. Un guerra de titanes para dilucidar aspectos complejos como la custodia de los niños o la posibilidad de que la cantante, tras la ruptura, decida irse de España. Otro cantar serán las cuestiones económicas y el reparto, si existen, de bienes comunes. Todo un desafío para cualquier abogado que se precie. Espadas en alto.

Ramón Tamborero: Piqué ficha al abogado de celebridades

A los abogados en general y a los de familia en particular no les gusta hablar de sus clientes y, todavía menos, si son famosos. La discreción y la reserva es una norma ética suprema. En las demandas de divorcio ese recelo es aún superior a cualquier pleito porque atañe de forma directa a la intimidad de lo que hasta entonces había constituido una pareja o un matrimonio y, además, muchas veces, al dolor que comporta una ruptura.

En el caso de famosos o personajes públicos, como Shakira y Piqué, el silencio es indispensable para una negociación compleja con el fin de evitar que los tribunales de justicia sean quienes acaban resolviendo las diferencias. "Es mejor un buen acuerdo que un mal juicio", recuerda un histórico abogado.

El defensa del Barça ha puesto su futuro en manos del abogado Ramón Tamborero del Pino, un histórico del derecho de familia considerado como una primera espada en este sector. Lleva años ejerciendo y sigue en plena forma a sus 73 años. De aspecto jovial y especialmente activo y respetuoso, algunos de sus compañeros de profesión consultados por este diario le definen como "un señor".

"Sigue siendo un abogado de a pie, de los que todavía suben a los estrados. Un abogado a la antigua usanza con que el que se puede trabajar bien y respeta los acuerdos a los que se llegan", detalla una homóloga. Uno de los divorcios más sonados de los que se ha hecho cargo fue el de la tenista Arantxa Sánchez Vicario (la llevaba él) con su expareja Josep Santacana. Por su despacho han pasado empresarios y famosos, pero atiende de igual manera al ciudadano anónimo que se acerque a él para que lo represente. 

Tamborero regenta uno de los despachos con más solera de Barcelona y de Cataluña en el ámbito de familia, ranking en el que también se encuentra su ahora contrincante en el caso Piqué-Shakira, Pilar Mañé, quien se encarga de defender los intereses de la cantante. El abogado del jugador abrió su propio despacho nada más licenciarse, en 1973.

Estudió en la Universitat de Barcelona y aplicó su formación como abogado del Tribunal de Rota, lo que permitido dirigir nulidades eclesiásticas. Es miembro de la Sección de Derecho Matrimonial y de Familia del Col.legi de l’Advocacia de Barcelona, profesor y autor de varias obras de ámbito jurídico. Además, ha detentado varios cargos en entidades profesionales. Tamborero es un amante del esquí (se escapa siempre que puede) y de la filosofía oriental.

Su hija Paola (licenciada en 2003) trabaja con él en el despacho, junto con otros abogados, y es la encargada de seguir sus pasos profesionales. En la actualidad, lleva en el bufete el área internacional de derecho de familia. Su otra hija, Cristina, tomó un camino muy distinto y es una reputada diseñadora de vestidos de novia y de fiesta. Los focos de las pasarelas son parte de su oficio. Su padre, sin embargo, los esquiva si puede. Eso sí, estos días se topa en la entrada de su despacho con periodistas en busca de una imagen de Piqué.

Compartir el artículo

stats