Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Aniversario el 21 de junio

Guillermo de Inglaterra cumple 40 años: 10 cosas a saber del segundo aspirante al trono británico

El duque de Cambridge, primogénito de Carlos y Diana, entra de lleno en la madurez con un papel cada vez más destacado en la agenda de la corona que aún ostenta su abuela

Guillermo de Inglaterra, que cumple este martes 40 años, comienza a marcar terreno e imprimir autoridad en la familia real británica.

Aún con resaca por las celebraciones del Jubileo de Platino de Isabel II, el Reino Unido tiene este junio otra gran celebración señalada en el calendario: Guillermo de Inglaterra, el segundo en la línea de sucesión al trono británico, después de su padre, Carlos, el eterno aspirante, llega este martes, 21, a los 40 años. Una cifra que le sitúa de lleno en la madurez y en la cuenta atrás para cubrirse algún día con la corona imperial de los casi tres mil diamantes.

En honor al aniversario del duque de Cambridge, la Royal Mint ha creado una pieza especial de 5 libras esterlinas grabada con el retrato del príncipe que heredó la tímida sonrisa de su madre y que algún día será rey.

El primero en nacer en un hospital

El 21 de junio de 1982 el primer hijo del príncipe Carlos y la princesa Diana vino al mundo en el londinense St. Mary's Hospital, convirtiéndose en el primer futuro heredero al trono en nacer en un hospital. Una tradición que en los Windsor vino a cambiar la 'rebelde' Lady Di. Su nombre completo es William Arthur Philip Louis, aunque todo el mundo le llama por el primero, o su abreviatura, Willl. Su madre, en cambio, le llamaba Wombat desde que viajaron a Australia y conocieron a esta especie local.

Con el tirón popular de su madre

La pérdida de su madre supuso un antes y un después en la vida de un Guillermo adolescente: el 31 de agosto de 1997 todo cambió para siempre. Aún hoy siente que desearía haber podido hacer más para salvarla del acoso de la prensa cuando murió. "Me siento muy triste y enfadado porque entonces no éramos lo suficientemente mayores para poder haber hecho más para protegerla", ha explicado en 'GQ'. Actualmente, es el segundo miembro de la realeza mejor valorado, por detrás de Isabel II. Quizá porque su sonrisa tímida recuerda a la de su madre. Como ella, es un defensor del medio ambiente y tiene gestos caritativos, como ponerse a vender por la calle la revista para ayudar a los sin techo 'Big Issue'.

Astronauta y clon de 'Harry Potter'

Guillermo pronto se convirtió en el ojito derecho de la reina, pero su madre siempre luchó para que tanto él como su hermano, Enrique, disfrutaran de la máxima normalidad en sus vidas. Algo que, dentro de las estrictas normas de palacio, logró en cierta manera. Hasta tal punto de que Guillermo soñó durante un tiempo con ser astronauta o policía. Como la reina Victoria, su abuela, su padre y su primogénito, Guillermo es zurdo y también está orgulloso de "la cicatriz de Harry Potter" [sobre su ojo izquierdo] que luce en su frente desde que un amigo le golpeó sin querer jugando al golf.

Fan del cine y las series

Le encantan las pelis, lo cual se entiende ya que desde febrero de 2010 ostenta la presidencia de BAFTA (la Academia Británica de Cine y Televisión). Precisamente, en la gala de los premios de 2019 conoció a la actriz Olivia Colman, quien interpreta a su abuela en la serie 'The Crown' (Netflix). Según él mismo explicó en la BBC Radio 1, tanto él como su mujer son fans de 'Homeland' y 'Juego de tronos'.

Geógrafo y piloto

Aunque se matriculó en Historia del Arte, Guillermo se licenció en Geografía en la Universidad de Saint Andrews con unas excelentes calificaciones. También tuvo una carrera militar distinguida. Conocido como el teniente de vuelo 'Wales' en la Royal Air Force, cumplió más de siete años de servicio a tiempo completo y realizó 156 misiones de búsqueda y rescate como piloto de helicóptero. También trabajó en una ambulancia aérea junto a paramédicos y médicos, y salvó varias vidas. "Al final del día, quiero sentir que he contribuido en algo", ha comentado en la BBC.

Boda de cuento

En la universidad de Saint Andrews disfrutó de privacidad para iniciar su romance con Kate Middleton, de la que se enamoró a primera vista. Los británicos vieron en su enlace, el 29 de abril de 2011, una oportunidad para un feliz cuento de hadas, algo que no tuvieron ni Carlos ni Diana. Tras una romántica pedida de mano en una cabaña en Kenia, la pareja se dio el 'sí, quiero' en Westminster rodeados de sus familias, casi dos mil invitados y una audiencia planetaria que alucinó con el vestido de novia de Alexander McQueen.

Una familia numerosa de postal

Tras la boda, la pareja recibió el título de duques de Cambridge, hoy padres de una familia numerosa de postal, que hace las delicias de los británicos cada vez que se asoman al balcón de Buckingham. Y para muestra, todo el recital de muecas del benjamín, Luis, durante los actos del Jubileo.

Genio temperamental y emotivo

Aunque en público se ha permitido algunas muestras de humor, sobre todo con su calvicie -"Tiene mucho más [pelo] que yo, gracias a Dios", dijo de broma a los periodistas cuando nació Jorge-, los que le tratan a diario en palacio aseguran que tiene un genio temperamental. Según cuenta el periodista Robert Jobson, Guillermo levanta la voz cuando pierde los nervios y "es difícil de llevar a veces". En ocasiones, incluso, pierde la compostura y no mide el vocabulario al hablar con el próximo rey de Inglaterra.

Enfrentado a su hermano y su tío

El pique natural entre hermanos se ha tornado en un agrio enfrentamiento y en una distancia insalvable, mucha más que los kilómetros que separan las islas británicas de EEUU. Los duques de Sussex y sus dos hijos residen ahora en California, desde el 'Megxit' y la ruptura de sus deberes con la corona, a principios del 2020. Guillermo ha roto todos los lazos con su hermano y su cuñada tras las acusaciones de racismo en el seno de la familia real que estos vertieron en la explosiva entrevista de Oprah. También procura no salir en la misma foto con su tío Andrés, a quien él y su padre han orillado tras el escándalo de los abusos sexuales.

En Windsor y con nuevo asesor

Las ausencias de Isabel II en actos públicos son cada vez mayores, como se vio en la inauguración del Parlamento británico presidida por Carlos y Guillermo"Él sabe que el futuro (de la monarquía) descansa sobre sus hombros, los de Catalina y sus hijos, y eso es mucha presión", ha explicado un amigo del duque a 'The Sunday Times'. Además de la mudanza este verano a una casa en la finca del castillo de Windsor, para estar más cerca de la anciana monarca, los Cambridge acaban de contratar a un nuevo asesor de imagen, Lee Thompson, una exestrella de la NBC y experto en comunicación, con el encargo de mejorar su imagen pública como 'royals' de primera categoría.

Compartir el artículo

stats