Las cafeteras italianas, el mejor aliado y protagonista en las casas de los verdaderos amantes del café. La facilidad de uso y los ricos resultados la hacen un imprescindible en el mundo cafetero. Pero claro, hay que mantenerla bien limpia para que todo esto se cumpla.

Para los que están acostumbrados a hacerlo quizás esto le resulte poco útil pero la realidad es que no es tan sencillo el limpiar bien una cafetera italiana para los más novatos. Hay que recordar que si se quedan restos de café sin quitar el sabor no será igual de bueno.

Por ello, vamos a contarte aquí un truco muy efectivo para que tu cafetera se quede tan limpia como recién comprada. Que hasta recupere el brillo que pensaste que nunca volvería a tener.

Antes que nada, necesitamos un recipiente lleno con agua caliente. Además, es necesario algo de ácido cítrico, con un par de cucharadas servirá. Las echamos en el agua caliente para que se disuelva rápidamente. Cuando esto suceda simplemente meteremos la cafetera italiana, separadas todas sus partes, en el agua. Tiene que estar sumergida en el agua al menos treinta minutos.

Cuando pase dicho tiempo, cogeremos un pequeño cepillo y algo de jabón para lavar los platos y le daremos un repaso a las partes donde la suciedad sea más difícil de sacar. Para concluir, simplemente pasar la cafetera por agua limpia y secarla. Con estos simples pasos lograremos que nuestra cafetera quede totalmente limpia.

Este truco le puede servir a mucha gente y es que es complicado encontrar un hogar español en el que no haya al menos una persona que disfrute de un buen café diario.