¿Embarazada de nuevo? Sigue estos consejos para evitar que tus otros hijos sientan celos

Es normal que los hermanos mayores sientan celos con la llegada de un nuevo miembro a la familia, pero hay técnicas que ayudan a gestionarlos

Un niño abraza a su madre embarazada.

Un niño abraza a su madre embarazada. / Canva

La llegada de un nuevo bebé al hogar es uno de los momentos más bonitos que existen. Ver cómo crecen, cómo dan sus primeros pasos o dicen sus primeras palabras son momentos únicos que los padres nunca olvidarán.

Aunque con el nuevo bebé también vuelven los llantos, los pañales y, probablemente, los juguetes por toda la casa. Pero hay algo en lo que tenemos que prestar especial atención. Y es en cómo reaccionan los hermanos mayores.

Así, el mundo no cambia solo para los padres, sino para todos los miembros de la familia, y es necesario saber cómo hacer para evitar impactos negativos en los niños, teniendo en cuenta que estos pueden sentirse desplazados, o, al menos, pensar que ya no son el favorito de los papis, momento en el que pueden surgir algunos celos.

Una niña abraza la barriga de su madre embarazada.

Una niña abraza la barriga de su madre embarazada. / Canva

Consejos para gestionar los celos de los hermanos mayores

Que los niños puedan llegar a sentir celos con la llegada de un hermanito es un proceso totalmente normal. Sin embargo, podemos implementar algunas técnicas para gestionarlos:

  • Tener en cuenta la edad. La edad de los niños influirá mucho en la manera que tengan de gestionar la llegada de un hermano.
  • Prepararse a posibles reacciones. Antes de la llegada del bebé, se pueden hacer juegos o escenificaciones en las que se les muestre cómo será la vida del niño cuando llegue su hermano.
  • Un proceso normal. Si notas celos en tus hijos, no te enfades. Se trata de un proceso normal y pasajero que solo hay que aprender a llevar.
  • Involucrar al hermano mayor en todo el proceso, desde la compra de sus cosas hasta la preparación de su habitación.
  • Normas para toda la familia. Si el hermano mayor siente que todas las normas son para él, se sentirá frustrado y aumentarán sus celos, por lo que, en lugar de imponer castigos, lo más efectivo es generar normas para todos.
  • Tiempo para él. Los celos surgen, en muchos casos, porque el niño se siente desplazado, por lo que es importante crear momentos a solas entre los padres y los hermanos mayores para que recuerden que son una parte fundamental de la familia y que nada ha cambiado.