Las dietas, los batidos, los ejercicios... Todo se vuelve de oro desde el instante en el que una personalidad conocida hace público que está tomando o haciendo algo para su bienestar.

A través de las redes sociales se han vuelto virales infinidad de bebidas y remedios caseros para un aspecto concreto de nuestras vidas: adelgazar, definir músculo, conseguir más luminosidad en la piel... Todo lo que nace en el seno de internet se convierte en un éxito en cuestión de días.

Ocurrió en su día con el zumo détox hecho a base de verduras "verdes", ocurrió con la dieta Dukan cuando no se había demostrado los prejuicios que tenía para la salud, y así una larga lista de modas que se convierten en éxitos gracias a las famosas.

Y algo muy parecido es lo que ha vuelto a ocurrir con un producto que ha enamorado a la reina Letizia. Se trata de una bebida muy potente y adelgazante que tiene más de 2.000 años: la kombucha.

La nueva obsesión de las famosas

La kombucha es una variedad de té verde y té negro fermentado y efervescente. Este producto contiene una mezcla de bacterias y levaduras que refuerzan nuestro sistema inmunológico y facilitan la digestión, también es fundamental para fortalecer el cabello y prevenir su caída. Asimismo, destaca por ser un buen antioxidante y energizante. Y por supuesto, es un excelente aliado en las dietas de adelgazamiento.

A parte de la reina Letizia, hay otros rostros muy conocidos que han caído en las garras de la kombucha como Lady Gaga, Kourtney Kardashian, Tamara Falcó u Orlando Bloom.