Limpieza

El TRUCO infalible con el que dirás ADIÓS al MAL OLOR de la nevera

Con estas mezclas hechas en casa eliminarás de un plumazo el mal olor de este importantísimo electrodoméstico

El TRUCO infalible con el que dirás ADIÓS al MAL OLOR de la nevera

El TRUCO infalible con el que dirás ADIÓS al MAL OLOR de la nevera

Uno de los electrodomésticos que más debemos llevar al día en lo que a la limpieza respecta es la nevera.

Este espacio es fundamental porque es en donde guardamos los alimentos que vamos ingiriendo durante el día y esta razón, a parte de la higiene habitual, es más que fundamental para tener siempre a nevera en unas condiciones de perfección y pulcritud absoluta.

En muchas ocasiones, por mucho que pasemos el estropajo con agua, jabón, lejía o cualquier derivado, la nevera se queda impregnada de ese mal olor tan molesto que sale cada vez que abrimos y cerramos la puerta. Pero, ¿qué trucos o remedios puedes poner en práctica para evitar que este olor invada toda tu cocina?

Y lo más importante, ¿cuáles son los trucos que realmente funcionan para plantarle cara a estos malos olores?

Del limón al café

De la infinidad de trucos y recomendaciones que puedan darte para erradicar el mal olor de la nevera, nosotros vamos a desvelarte cuáles son los 5 trucos que más efectividad tienen y con los que nunca más volverá este hedor a tu cocina.

  1. Limón cortado: El limón es el remedio más usado y es el que mejor funciona. Corta esta fruta a la mitad y pincha en su pulpa clavo aromático o prueba a dejar cada mitad en una parte diferente de la nevera sin nada. Solo el limón sin ningún añadido más.
  2. Café molido: Este truco no es tan conocido peor es casi tan efectivo como el del limón. Prueba a dejar un vasito de café molido dentro de tu nevera por la noche y alucina con el resultado.
  3. Bicarbonato sódico: Ya sabes que este producto tiene infinidad de usos y, como no, en la nevera no iba a ser menos. Un cuadrito de bicarbonato sódico dentro de la nevera durante unas horas será suficiente para matar el mal olor.
  4. Algodón con aroma: Si eres amante de los olores, prueba a empapar un algodón en un aroma que no sea muy fuerte como el de la vainilla o el limón.
  5. Un cuenco con lejía de olor: Esto deberás hacerlo con la nevera vacía. Pon en un cuenco una cantidad moderada de lejía con aroma para que neutralice por completo los malos olores dentro del electrodoméstico.