29 de noviembre de 2019
29.11.2019

Cinco espacios naturales de Canarias, entre los mejor valorados de España

Andalucía, Aragón, Cataluña, Extremadura y Castilla y León también colocan sus mejores joyas naturales en el ránking

29.11.2019 | 12:14

Es un hecho científico que pasar tiempo en la naturaleza es beneficioso para la salud. El ritmo frenético de la vida urbana termina por pasarnos a todos factura, hasta tal punto que algunos millennials optan por deshacer los pasos de sus abuelos durante el éxodo rural y volverse a vivir al campo. Sin embargo hay soluciones efectivas y menos radicales, recientes investigaciones indican que pasar 2 horas a la semana rodeado de verde bastan para disfrutar de beneficios como niveles más bajos de estrés y presión sanguínea, reducción del riesgo de padecer alergias, diabetes o problemas de corazón, mejor salud mental e incluso mayor esperanza de vida. El parque de tu barrio puede ser una solución muy socorrida, pero no hay mejor lugar para disfrutar de un paisaje natural que un espacio protegido, donde la belleza de la naturaleza se conserva lo más ajena posible a la influencia del hombre. La elección no es nada fácil, ya que en España contamos con decenas de parajes naturales que merecen una visita.

1. Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido

Si eres un fan de las películas fantásticas, te enamorarás de los paisajes que ofrece Ordesa y Monte Perdido. Las laderas desnudas de las montañas, teñidas en algunos rincones de colores deslumbrantes, te hacen pensar en la desolada zona de Mordor, en el "Señor de los Anillos". Por si fuera poco, a este hermoso parque nacional se le apoda el Gran Cañón de España por sus escarpados paisajes rocosos. Además, pertenece al Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO y tiene mucho que ofrecer en términos de paisaje: valles pintorescos rodeados de escarpadas cordilleras, profundos desfiladeros, cascadas apresuradas y magníficos miradores desde donde respirar hondo y disfrutar de las vistas. Durante los meses de verano, se permiten los autobuses oficiales en el Parque Nacional, pero la mayor parte de la zona tiene que ser explorada a pie ¡la manera perfecta de sumergirse de lleno en la naturaleza!

2. Parque Nacional del Teide

El Parque Nacional del Teide, con una superficie de 189,9 km2 que abarca el volcán y toda la zona circundante, es a la vez Patrimonio de la Humanidad de la Unesco y el parque nacional más popular de España, con nada menos que 27088 opiniones y atrayendo a unos cuatro millones de visitantes al año. Es un espacio natural realmente extraordinario que despliega un inquietante paisaje lunar de formaciones rocosas surrealistas, cuevas místicas y escarpados picos que te dejan sin aliento. Uno de sus platos fuertes es el formidable Pico del Teide que se alza majestuoso sobre Tenerife. No sólo se trata de la montaña más alta de las Islas Canarias, con sus imponentes 3718 metros, es la más alta de toda España y es la mejor manera de ponerle el broche a tu viaje a Tenerife.

3. Parque Nacional Garajonay

Ya sea para desconectar o simplemente para ver algo nuevo, este hermoso bosque encantado canario apodado como "el reino de la niebla" no decepciona. La belleza hipnótica de su vegetación subtropical, de sus flores y de sus paisajes Patrimonio de la Humanidad atraen a más de 450.000 turistas al año... y sin embargo es tan silencioso y apacible que te hace olvidar el tiempo y el espacio mientras te envuelve la naturaleza. En Garajonay tienes especies únicas, antiguos volcanes que eran considerados sagrados por los nativos isleños y un ecosistema sorprendente en el que la vegetación absorbe el agua de la niebla para compensar la falta de lluvia.

4. Parque Nacional Caldera de Taburiente

Caldera de Taburiente es otra maravilla de la naturaleza canaria que sólo se queda atrás de Garajonay por número de opiniones, obteniendo una nota igual de sobresaliente por parte de los usuarios. El nombre del parque homenajea al homónimo cráter volcánico de enorme tamaño que preside desde las alturas este espacio protegido, rodeado de picos montañosos. Este impresionante paisaje escarpado cubierto por un manto de pinos es sólo interrumpido por dramáticas cascadas y la guinda del pastel es el observatorio astronómico del Roque de los Muchachos, donde puedes observar el cielo estrellado en todo su esplendor a una altura de casi 2400 metros.

5. Desfiladero de los Gaitanes

A las puertas del Top 3 se queda este imponente paraje natural andaluz, un sobrecogedor cañón excavado por el río Guadalhorce. La manera de descubrirlo es adentrándose en el "Caminito del Rey" un vertiginoso recorrido que fue originalmente construido para las labores de mantenimiento de un embalse cercano y fue elegido por Lonely Planet como una de las visitas obligadas en el año 2015. El dramático paisaje del desfiladero de los Gaitanes también ha hecho su debut cinematográfico en films como El puente de San Luis Rey, con Robert de Niro. En este paraje se pueden observar cabras montesas, lirones, halcones o águilas, entre otros.

6. Cap de Creus

Esta hermosa península de 190 kilómetros cuadrados se encuentra en las inmediaciones de Figueres, la tierra que vio nacer al mismísimo Salvador Dalí y presume de un valor paisajístico extraordinario. Este paraíso rocoso situado a orillas del mar y casi sin árboles te hace pensar que estás en el extremo más alejado del mundo, y eso que sólo tienes que hacer un breve trayecto en coche para llegar hasta él.

7. Parque Nacional Timanfaya

Recorrer Timanfaya es la experiencia más parecida a visitar un planeta extraterrestre que vas a vivir sin tener que salir de España. Este exótico y abrupto paisaje volcánico de colores pardos y rojizos se originó a partir de numerosas erupciones entre los siglos XVIII y XIX y se ha conservado desde entonces con una presencia humana prácticamente nula. El parque recibe su nombre del único volcán activo que contiene, el Timanfaya, y forma parte de una Reserva de la Biosfera de la UNESCO por su gran valor ecológico. Como curiosidad añadida tienes el restaurante El Diablo dónde puedes observar cómo se aprovecha el calor interior que emana de la propia tierra de Timanfaya para cocinar platos típicos de Lanzarote.

8. Parque Nacional de Monfragüe

Monfragüe cuenta entre los parques nacionales más jóvenes de nuestro país, es el único que puedes encontrar en Extremadura y es ideal para pasar un fin de semana al aire libre sin necesidad de tener un gran nivel de forma. De entrada, sus principales puntos de interés, entre los que destacan el Salto del Gitano y el Castillo de Monfragüe, se concentran en un área reducida de unos 5 km cuadrados. Además, las rutas de senderismo que ofrece el parque son de escasa dificultad y tienen el aliciente adicional de poder observar aves como buitres negros, águilas imperiales y buitres leonados, entre muchas otras. Para terminar de convencerte, Monfragüe ofrece además cuevas con pinturas rupestres y un observatorio astronómico.

9. Parque Natural Cañón del Río Lobos

El Cañón del Río Lobos es una preciosa reserva natural con impresionantes paisajes esculpidos a lo largo del tiempo por las aguas del feroz río que da nombre al parque. Sus principales atractivos son sus rutas de senderismo, que ofrecen en general poca dificultad, la esotérica ermita templaria de San Bartolomé, declarada Bien de Interés Cultural y su poblada colonia de buitres leonados.

10. Parque Natural Corona Forestal

La Corona Forestal está situado en la zona centro de la isla de Tenerife, rodeando al Parque Nacional del Teide, y es el mayor espacio natural protegido de Canarias con nada menos que 46.613 hectáreas de paraíso verde preservado de la mano del hombre. Si eres un aficionado del senderismo o del ciclismo de montaña estás en el lugar adecuado. Aquí tienes la oportunidad de adentrarte en verdes y frondosos pinares a medida que los tonos azules del océano desaparecen del horizonte y los impresionantes barrancos se despliegan majestuosos ante tus ojos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook