Educación invertirá 78 millones de euros en la construcción de 10 nuevos centros escolares y la ampliación de otros 17 en el sur de Tenerife

El consejero del Gobierno de Canarias en esta área, Poli Suárez, espera que se realicen entre 2024 y 2031

La consejería de Educación del Gobierno de Canarias presenta un plan para el sur de Tenerife

Irene Mederos

El consejero de Educación del Gobierno de Canarias, Poli Suárez, presentó este martes en Granadilla de Abona un plan de choque para las infraestructuras del sur de Tenerife, con 27 medidas para la comarca: la creación de 10 nuevos centros y la ampliación de otros 17. Las obras, con una inversión prevista de 77,7 millones de euros, esperan realizarse en el período de 2024 a 2031.

El plan de choque de Infraestructura Educativas en el sur de Tenerife 2023-2031 se elaboró en apenas cinco meses. Para ello ha sido fundamental la colaboración de los distintos ayuntamientos de la comarca sur. En representación a su municipio han destacado las necesidades educativas que había en cada territorio para plasmarlo en una estrategia que pretende renovarse cada junio hasta 2031. La actualización anual del plan es una de las novedades clave. "Si no, sería un plan irreal" argumentó Suárez.

Las iniciativas por hacer un cambio en las infraestructuras sureñas ya se sucedían hace años sin éxito. Medidas como el Plan Sur de Nuevas Infraestructuras Educativas 2001 no llegaron a desarrollarse. También se puso en marcha el Plan Canario de Infraestructuras Educativas 2018-2025, pero solo se ha ejecutado al 3,2%, con 1 de las 31 actuaciones previstas. Por ello el nuevo plan que propuso hoy la Consejería será revisado año por año con unas actualizaciones que “serán publicadas para permitir un mejor seguimiento de las medidas anunciadas y fomentar la transparencia y la rendición de cuentas”, según afirmó Iván González, director general de Infraestructuras Educativas.

El consejero destacó la "necesidad urgente" de atender esta zona considerada "roja" en materia de escolarización. La alerta surge ante el incremento de la población que se ha experimentado en los últimos tiempos con unas infraestructuras que no se han adaptado a este aumento. En algo más de veinte años, del año 2000 a 2023, la comarca ha pasado de los 146.081 a los 317.006 habitantes. Esto es un 220% más que hace dos décadas.

Municipios

Los municipios que más crecen en población en este siglo están en su totalidad en la vertiente sureña: San Miguel de Abona ha pasado de 7.315 habitantes en 2000 a 22.606 este 2023; Adeje, de 14.007 a 50.167; Granadilla de Abona, de 20.323 a 54.942; Arona, de 38.416 a 85.249; Candelaria, de 13.294 a 28.694 y Güímar, de 14.646 a 21.536.

En el caso de Granadilla de Abona, Adeje, Arona o San Miguel, ha supuesto duplicar o incluso triplicar la población sin apenas novedades en edificios educativos. En este sentido, la única nueva creación hasta ahora había sido el IES Montaña de Guaza, que en realidad no ha supuesto un aumento del número de plazas escolares, sino el traslado del anterior IES Guaza. Esta falta de plazas ha generado congestión en los centros existentes. Las consecuencias son la "baja calidad educativa" y la "limitación de oportunidades de desarrollo social y profesional de las nuevas generaciones", como relata el informe que presentó la consejería de Educación, Formación Profesional, Actividades Físicas y Deportes.

El aumento poblacional responde sobre todo a la llegada de familias jóvenes y con hijos en edad escolar. El motivo suele ser la búsqueda de oportunidades que ofrece la actividad económica dedicada al sector servicios. Las edades medias de la zona reflejan la juventud de la población. En la comarca es de 42,8 años mientras que en casos como Granadilla o San Miguel se reduce a los 39,5 y 39,9 años, respectivamente.

Foto de familia entre los alcaldes y alcaldesas de los municipios de la comarca sur junto al consejero de Educación, Poli Suárez y el director general de Infraestructuras, Iván González

Foto de familia entre los alcaldes y alcaldesas de los municipios de la comarca sur junto al consejero de Educación, Poli Suárez y el director general de Infraestructuras, Iván González / El Día

Una situación que, sin embargo, contrasta con el déficit ya de por sí histórico en la creación de nuevos centros educativos, y que tradicionalmente se ha intentado subsanar con la instalación de aulas modulares. De hecho, la mayor concentración de centros educativos con aulas modulares de Canarias se encuentra en esta comarca. Por este motivo, el ejecutivo autonómico quiere impulsar este plan, que contempla dos tipos de actuaciones: nuevas infraestructuras y la ampliación de centros ya existentes.

Para ello, se cuenta con fondos Feder de la Unión Europea, fondos propios del Gobierno de Canarias, convenios de colaboración con otras administraciones o el Plan Especial de Empleo de Canarias, que supondría una inyección económica de 42 millones de euros. En total, 77,7 millones de euros de los que ya se han desembolsado 8,8 millones.

Diez centros nuevos y casi veinte ampliados

En concreto, está prevista la ampliación del Centro de Educación Infantil y Primaria (CEIP) Punta Larga (Candelaria) mediante la creación de un nuevo comedor y la ampliación del Centro de Educación Obligatoria (CEO) Andrés Orozco (Arafo) mediante la creación de vestuarios en la zona deportiva y la ampliación del CEO Guajara (Fasnia) mediante la creación de tres nuevas aulas.

En Arico, la construcción de un nuevo CEO en Abades y, en Granadilla de Abona, la construcción de un CEO (San Isidro) y un Centro Integrado de Formación Profesional (CIFP), con la cesión municipal de un edificio. Además, también en Granadilla, está prevista la ampliación de otros seis centros: los Institutos de Educación Secundaria (IES) El Médano, Magallanes y Los Cardones, y los CEIP Abona, Los Abrigos y Froilán Hernández, este último, mediante la creación de un nuevo comedor.

San Miguel de Abona contará con un nuevo IES y un nuevo CEIP en Las Chafiras, mientras que Vilaflor de Chasna verá ampliado el CEO Hermano Pedro también mediante la creación de un comedor.

Por su parte, Arona tendrá un nuevo CIFP en Los Cristianos, un nuevo centro de educación especial (CEE) con residencia escolar en Parque de la Reina y ampliará los IES Los Cristianos e Ichasagua, la Sección de Instituto de Educación Secundaria (SIES) Arona, el CEIP Buzanada y la Escuela Oficial de Idiomas (EOI) Los Cristianos.

Por último, el plan incluye en Adeje un nuevo CIFP y un nuevo CEE, así como un CEIP (Tijoco Bajo), mientras que para Santiago del Teide se prevé la ampliación del IES Serafín Pardo y del CEIP José Esquivel.

Poli Suárez e Iván González

Poli Suárez e Iván González / El Día

Todas las actuaciones incluidas en este plan, que ha contado para su elaboración con aportaciones de otros centros directivos de la Consejería y de los Ayuntamientos, se fundamentan en las necesidades detectadas por el Servicio de Escolarización del departamento dirigido por Poli Suárez y la Inspección Educativa.

En esa línea, y siguiendo criterios técnicos, solo dos municipios no cuentan, por ahora, con ninguna medida prevista: Güímar, donde no obstante existe la posibilidad de crear más adelante un CEO en El Puertito, y Guía de Isora, donde, no obstante, sí hay previstas otras medidas no incluidas en el plan al no suponer creación ni ampliación de centros, como el traslado del Centro de Educación de Personas Adultas (CEPA) a otras instalaciones mejores que las ahora existentes.

No obstante, “las medidas que hoy presentamos no solo afectarán a los centros y municipios afectados, sino a toda la comarca, pues la creación de nuevas infraestructuras y la ampliación de las existentes permitirá descongestionar otros centros del entorno”, explicó Poli Suárez, que puso como ejemplo el alivio que las mejoras en materia de educación especial supondrán para el Centro de Educación Especial (CEE) Adeje.