Operativo de verano contra los incendios en Tenerife: la lucha se gana con prevención en las medianías

El Cabildo presenta un dispositivo dotado de unos 600 profesionales

Admite que la campaña se presume «muy dura» tras el seco invierno

Una palabra marcó este lunes la presentación de la campaña estival frente a los incendios forestales en Tenerife: prevención. El Cabildo aportó cifras de efectivos y vehículos, e insistió en que el verano se presume «muy duro». Sin embargo, una de las grandes claves parece estar en las medianías y en el trabajo continuado. «El personal de extinción tiene un tope», contextualizó el jefe del Servicio Técnico de Gestión Forestal de la institución insular, Pedro Martínez, antes de poner el foco en el «importante» abandono del campo. «Cuando sale del monte cualquier incendio se está encontrando cada vez con más facilidad para avanzar hacia las zonas habitadas», añadió.

La puesta de largo del Operativo Brifor de Prevención y Extinción de Incendios Forestales tuvo lugar junto a la torre de El Gaitero. Ubicada unos kilómetros más arriba de Las Lagunetas, se trata de un centro de comunicaciones que permite coordinar a los medios. Fue allí donde el fuego dio el pasado verano, durante el voraz incendio que afectó a la Isla, la vuelta hacia el este y después hacia el oeste. Y hasta este punto se desplazaron representantes políticos y técnicos de la institución insular, incluida su presidenta, Rosa Dávila, pertrechada con unas botas de senderismo. «Como saben, estamos con el plan de medianías, que nos permite trabajar con los vecinos de la zona de interfase para mantener limpio el entorno de sus casas y tener mucha más conciencia para poder sobre todo prevenir, que es la clave de la lucha contraincendios», manifestó la nacionalista. Rosa Dávila también se detuvo en que el 90% de los conatos son sofocados.

Efectivos y vehículos. El Cabildo dispondrá de unos 600 profesionales para atender a las emergencias que puedan surgir durante la campaña estival. Así, el Operativo Brifor se compone de 286 trabajadores, de los que 160 son propios de la institución insular y están desplegados durante todo el año con labores de dirección, coordinación, prevención y extinción, mientras que 126 son de refuerzo al operativo de incendios forestales de la empresa pública Gesplan. A esa cifra hay que sumar los 47 efectivos del Parque Nacional del Teide y los 240 bomberos profesionales, cifra la nota de prensa enviada tras el acto. «Además, en situaciones de gran incendio, el Cabildo podría movilizar para labores de apoyo y logística al resto del personal de Medio Natural», detallan desde esta institución.

Dávila destacó la ampliación del Operativo Brifor «con una campaña de cinco meses que durará hasta el 3 de noviembre», así como la incorporación de dos helicópteros, «uno de ellos durante todo el año y el otro durante los meses de mayor peligro» y «nueve nuevas autobombas forestales que permitirán mejorar la gestión de las emergencias». Agregó que «la experiencia dice que el trabajo en la zona de interfase requería de vehículos mucho más versátiles donde las calles son muy estrechas».

Los 286 efectivos del Operativo Brifor dispondrán como medios materiales de dos helicópteros Brifor (con capacidad para 1.000 litros) con base en el Aeropuerto Tenerife Sur. Como novedad, este año se dispone de este dispositivo durante todo el año. «El primero de ellos está trabajando desde el 1 de enero hasta el 31 de diciembre, mientras que el segundo prestará servicio del 23 de abril al 18 de noviembre», detalló el Cabildo, antes de puntualizar que durante el periodo de máximo riesgo de incendios existe disponibilidad de ambos helicópteros para la extinción.

En lo que a medios terrestres se refiere, hay dos autobombas nodriza con capacidad para 7.000 litros; 19 autobombas forestales con capacidad de 3.500 a 5.000 litros (nueve recién adquiridas); cinco autobombas medianas con capacidad de 1.800 litros, y 30 autobombas ligeras pick-up de 500 litros. Se suma a lo anterior un vehículo de Puesto de Mando Avanzado y 29 todoterrenos de transporte. Para las labores de tierra se dispone de retardantes de largo plazo para aplicación terrestre.

Cabe precisar que, además del Operativo Brifor, existen otros medios de extinción especializados cuya actuación puede solicitarse para la Isla y pertenecientes al Gobierno de Canarias, al Ministerio de Transición Ecológica y al Parque Nacional del Teide. Asimismo, también el Consorcio de Bomberos de Tenerife y la Unidad Militar de Emergencias (UME) colaboran los efectivos del Operativo Brifor en función de la emergencia que se puede presentar.

Malos pronósticos. Lo dijo Rosa Dávila y lo reafirmó Pedro Martínez: los pronósticos no son buenos. «Nos enfrentamos a un verano muy duro tras haber tenido un invierno muy seco. Hay mucho material disponible y, por lo tanto, teníamos que reforzar con más capacidad, no solamente material, sino también humana», apuntó la máxima responsable del Cabildo tinerfeño. «El inicio de la campaña es malo, no voy a engañar. Desde el punto de vista meteorológico hemos pasado seis o siete meses batiendo récords de temperatura», admitió Martínez.

Las circunstancias de este caluroso 2024 «han supuesto una mayor evapotranspiración, se ha perdido más agua, hay más sequedad y el aporte de lluvia también es poco», según detalló el jefe del Servicio Técnico de Gestión Forestal del Cabildo, antes de indicar que el «combustible» ardería «con más facilidad». Y prosiguió: «Si el incendio llega, no va a gastar energía evaporando agua, sino que todo va a estar ardiendo rápidamente y las propagaciones que se estiman van a ser altas. Es verdad que los veranos tienen esa incertidumbre de que podemos tener un tiempo alísico húmedo, que a veces se da, pero habrá que ver cómo evoluciona». También reconoció que, «si vienen dos o tres olas de calor», el conjunto de las Islas lo va «a pasar mal».

Acuerdo con la Brifor. «Nosotros estamos intentando mejorar las dotaciones técnicas del operativo tanto de vehículos como de personal», expuso la consejera de Medio Natural, Sostenibilidad, y Seguridad y Emergencias, Blanca Pérez, que se refirió a continuación a la «muy persistente» sequía y a la necesidad que ha habido de refuerzos de personal. «Había que llegar a un acuerdo sindical porque, cuando uno tiene que estar alerta y localizado, hay que pagarlo, y yo creo que está bien que se haga, entre otras cosas porque este equipo humano es probablemente el mejor que hay en Canarias», expresó en referencia a la Brifor. «El esfuerzo que hacen está por encima de su sueldo, y hay que darles las gracias tanto a ellos como a los bomberos por el esfuerzo que realizaron el año pasado, así como por el que están dispuestos a hacer este año», manifestó la responsable del área insular de Medio Ambiente.

Dos convenios. El Cabildo mantiene dos convenios con el Colegio Oficial de Psicología de Santa Cruz de Tenerife vinculados a las grandes emergencias, indicaron desde la institución insular en su nota de prensa. El primero está destinado a la formación para los profesionales del Consorcio de Bomberos y al personal de mando del Operativo Brifor sobre conocimientos de primeros auxilios básicos en asistencia psicológica a las personas afectadas por una situación de emergencia. «El curso incluye exposiciones teóricas sobre el contenido del mismo con el apoyo de material audiovisual, bibliográfico y escrito, así como la exposición y resolución de determinados supuestos o casos tipo que faciliten la comprensión de cada uno de los temas impartidos», detallaron.

Por su parte, el segundo está dirigido a las víctimas y tiene como objetivo la asistencia psicológica in situ a personas directamente afectadas por situaciones de emergencias extraordinarias en el ámbito de la población civil o a víctimas secundarias, referidas a personas cercanas a las primeras. Además, este servicio asistencial también incluye a los profesionales de Seguridad y Emergencias del Cabildo de Tenerife.

La investigación del incendio de 2023 sigue en el juzgado

La investigación que se abrió el pasado verano continúa en el juzgado. Así lo indicó ayer el responsable del Operativo Brifor del Cabildo de Tenerife, José María Sánchez Linaje. «La investigación sigue abierta, pero está en el juzgado; lo único que puedo concretar es que fue un incendio con causa intencionada, pero no puedo decir nada más», expresó el técnico de la institución insular. Como se recordará, en los días siguientes a la declaración del fuego, se conoció que la Guardia Civil había abierto varias líneas de investigación para localizar a las personas que pudieron provocar aquel fuego que se extendió por numerosos municipios. Un equipo de la Policía Judicial de este cuerpo trabajaba por aquellos días con la hipótesis de que las llamas fueron provocadas. Los principales indicios eran dos: que el incendio se inició con varios focos en una zona cercana al mirador de Chivisaya, en los altos de Arafo, y que es donde precisamente se han producido otros conatos, el más importante el pasado 15 de julio de 2023. Precisamente el pasado verano, y algo menos de un mes antes de que se produjese el gran incendio de la campaña estival, la Policía Nacional detuvo al presunto autor de otro fuego registrado en la parte alta de Los Realejos. | D.M./D.R.