Güímar

La jueza absuelve a dos vecinos de Las Bajas por el impago del alquiler del realojo

Condena a la empresa que realiza la obra del talud a abonar unos 17.000 euros por tal concepto | Los afectados dejan el piso 20 meses después de resuelto el contrato

Las Bajas en el momento del desalojo, en 2021.

Las Bajas en el momento del desalojo, en 2021. / El Día

El Día

El Día

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Güímar absuelve a dos vecinos de Las Bajas por el impago del alquiler del piso en el que fueron realojados tras el cierre del acceso al poblado en el que vivían, en marzo de 2021. La jueza Soraya Luengo condena a la empresa que realizó los trabajos para asegurar el talud situado sobre el poblado a abonar 16.849,17 euros (más intereses) a la demandante y propietaria de la vivienda alquilada.

El importe de la condena se corresponde con el importe del alquiler del piso y gastos de suministro de luz devengados en el periodo comprendido entre noviembre de 2021 –fecha en la que la dueña comunica a los vecinos que el contrato se resolvió el 15 de septiembre anterior– y el 19 de julio de 2023, que fue cuando los afectados, José Pérez y Ana Hernández, abandonaron la vivienda en la que fueron realojados.

El contrato lo firmaron la empresa Bernegal Infraestructuras SLU y la titular del inmueble, Agustina Morales. Los dos vecinos figuraban como «habitantes e inquilinos». Su duración era cinco meses y estipulaba que la mercantil era la que pagaba los 4.000 euros (800 al mes).

El realojo de los vecinos de Las Bajas se deriva de la apertura, el 6 de mayo de 2021, del expediente de tramitación de emergencia para la ejecución de las obras de refuerzo para la consolidación del talud de tierra situado en la zona de Las Bajas, ante el peligro de desprendimiento señalado por los técnicos. Para realizar este trabajo se precisaba reubicar a los habitantes del poblado. «Por indicación del Ayuntamiento de Güímar, la demandada» y «empresa encargada de ejecutar las obras» realizó los contratos de alquiler.

Así lo refleja la sentencia emitida el pasado día 5, en la que también consta que el 26 de agosto de 2021 fue cuando «se acordó la suspensión provisional de la ejecución de las obras por exceso de presupuesto, lo que originó que no concluyeran en la fecha prevista». De hecho, se mantiene inconclusa (ejecutada el 75%) y judicializada la paralización e impago de facturas por un importe superior al millón de euros, considerado por el gobierno municipal un sobrecoste, ya que el presupuesto contratado era de 342.000 euros.

Tras el temporal marino registrado durante la madrugada del 10 de abril pasado, que anegó el poblado cuyo acceso está cerrado desde marzo de 2021, el Ayuntamiento volvió a actuar y colocó una valla que impide a los vecinos entrar en sus casas y renovó el cierre del acceso rodado al poblado. Además, el gobierno municipal de Güímar aprobó una subvención de 6.600 euros (con cargo al presupuesto de este año) a cada afectado por el desalojo y cierre de Las Bajas.